Blogia

lomioestuyo, yo no

SexShops

SexShops

En las tiendas del sexo todos los objetos son redundantes: cueros, revistas, plásticos y metales repiten una constante de violencia de la que sólo se salvan los preservativos. La tienda del sexo expone en sus paneles la provocación impertinente, el gesto enfermo, la lengua inhumana. Nada en sus vitrinas invita al amor, sino a la lucha. Sobreabunda la variedad de lo mismo, y lo hermoso es concepto que un día tuvo contenido cualitativo y que aqí sólo se mide por el tamaño.
La falsedad quese instala en los anaqueles de estas tiendas es la primera pista para descubrir que el negodio del sexo lo tiene todo, pero mal organizado. Hay tiendas de objetos, oficinas de contactos, saunas de vapores, cuerpos de esquina, pero la inexistente relación entre todo ello retrata un mundo caótico.
Los empresarios del ramo no han caído en la rentabilidad social y económica de juntar seres que se buscan y darles despues aquello que les relaje. Los relajadores ofrecen cuerpos ambulantes que no se han buscado. Los cuerpos ambulantes no va a la sauna. Falta un hilo conductor, sin el cual cada parte del negocio resulta aberrante y ocasional.
Aún están por crear los programas de ordenador con nuestros datos para lograr que se acerquen los distantes, que se unan los afines, que los cariñosos se besen. Las tiendas del sexo podrían ofrecerles luego, y cada día, toda la técnica a su servicio: alqiler de camas de agua que borren el restro del mundo; bañeras circulares cuyos contornos encierren la felicidad;

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Diálogo Fino Sobre El Amor

Diálogo Fino Sobre El Amor

-Oscar Wilde decía: "Los corazones estan hechos para ser rotos"

-Decía cada cosa...Hay una frase de él que me gusta mucho también...

-¿Cúal?

-Una definición del amor, que me gusta especialmente, dice: "Amor es conducir al otro gentilmente hacia lo que el otro es".

-Maravilloso, es eso lo que agradezco a ese amor que he tenido. Gentilmente o brutalmente o como fuese. Porque al fin y al cabo uno lo único que tiene que ser es lo que uno es.

-Y ya que estamos tan eruditos; creo que era Paul Valery quien decía que: "Uno nace multiple y muere uno mismo".

-Entonces si un amor sirve para quitarse cáscaras, bienvenido sea.

-Y para continuar citando frases, recuerdo a Marilin Monroe diciendo: "Amor es lo que siento cuando él pone sobre mi mano una pulsera de cien mil dólares".

-Je, je..Estoy segura que lo sentía así.

-Je, je...

-Je...,así terminó...

-Para acabar, lo máximo que tú hayas hecho por amor...

-Perdonar...

Estaba viendo la tele y escuhé esta conversación. Por entonces sufría el final de mi penúltima relación sentimental. Cogí un pedazo de papel y lo escribí. Estuvo mucho tiempo pegado a la pared con una chincheta. Era mediados de los noventa. Ahora voy a dejar el piso de Gran vía y ha salido de un cajón mientras recogía y tiraba cosas. Lo he fotografiado y lo cuelgo aquí antes de que vaya a la basura.

papa muerto

papa muerto

saturado como estamos de imagenes celestiales
dorados y pedrerias en sus vestimentas de embalsamado
miles, millones de feligreses
mas reyes y gobernantes en las primeras filas
ante las cámaras
y las pantallas de la televisión global

vendiendo banalidad formal
el que se mueve no sale en la foto
y tras la imagen
veo como
la ambición
incomprension
falta de caridad
intolerancia
vacia
las iglesias de mi infancia

personalmente
como homosexual
seropositivo
ocasionalmente enamorado
de alguno sin papeles,

aunque
he respetado su forma de vida
y la de sus seguidores,

nunca me sentido
confortado
consolado
y si
en numerosas ocasiones
agredido
y humillado

"oh no, no eres tú mi cantar..."

siempre que veo caballos me acuerdo de esta pelicula

siempre que veo caballos me acuerdo de esta pelicula

estoy pasando los vhs a dvd, que ocupan menos
y de pronto descubro una cinta casi olvidada de unas películas eróticas argentinas, son imprescindibles, sorprendentes en su estética y su contenido
me falta el principio, las grabé a altas horas de la noche cuando llegaba a casa de retirada
las imágenes eran tan impactantes que cogí una cinta y puse gabar lo que salía por la segunda cadena, sería el verano del 92
como no conocía el título, pues la película ya estaba empezada
he metido en google, el nombre del director y de la actriz
y me ha salido

este enlace entre otros

y dice



Fiebre, de Armando Bo, con Isabel Sarli. Por Javier Diment.



No puedo pensar en caballos sin recordar "Fiebre". Desde que la ví por primera vez ejerce sobre mí una extraña fascinación. Es, como tantas de esta pareja, una película extrema. Una película de argumento muy sencillo, que por momentos se desdibuja, y si bien sé que está hecha sin muchas ambiciones, fuera de ganar buen dinero con la exhibición del cuerpo de Isabel Sarli, me resuena en muchos lugares, bien distintos entre sí. Vamos a destacar algunas situaciones y diálogos, para intentar entrar en los abismos de Fiebre (si es que existen) y exorcisarla.

Sandra (Isabel Sarli) estaba casada con un terrateniente. No se querían. El era dueño de caballos de carrera. Un día, paseando, Sandra conoce a José María (Armando Bo), un hachero recio, y rápidamente se enamoran. Pasan a ser amantes. Y la base de la relación es el sexo desenfrenado, irresistible para ambos. Pero, ya pasado algún tiempo, el marido se entera y la encara. Ella le dice que lo odia, él que no puede vivir sin ella, ella que entonces se mate. Y el marido, en uno de los boxes de su haras, le hace caso y se mata.

Se legaliza entonces el romance entre Sandra y José María, hasta que poco tiempo después, en la cama, a él le da un ataque al corazón y muere. Ella queda sola, heredera del haras de su marido, y desesperadamente melancólica por la falta de su hombre, cuya virilidad nadie puede reemplazar.

Este es el argumento básico, aunque me estoy salteando un relato paralelo, importantísimo. Una vuelta, José María y ella, ven el parto de una yegua. El potrillo que nace se llama Fiebre. Ella sigue el crecimiento del potrillo, y poco a poco se enamora de él. No es que se enamora de mandarle cartas o susurrarle declaraciones al oído, pero sin dudas se enamora. Entonces, en su soledad, una vez muerto su fogoso amante, se le mezclan permanentemente en la memoria los recuerdos de su relación con las imágenes de Fiebre, corriendo, creciendo, convirtiéndose en un hermoso animal. Ella sufre mucho por Fiebre, ya que por ser un caballo de carrera, no puede amar. Hasta que fiebre tiene un accidente, y pasa a ser padrillo. Ella celebra con champagne el debut sexual de su potrillo. Y se calienta a más no poder, atracando con desesperación al veterinario que lo asiste.

Pero pasado un tiempo, y menguando las riquezas de Sandra, el administrador de sus bienes (que la ama, aunque ella no el da bola, llegando incluso a hacerla fumar marihuana para lograr que ella olvide a su amante y le diga, aunque sea una vez, sí) anuncia que tienen que vender a Fiebre a Estados Unidos. Luego de dudarlo mucho, ella accede a la venta. Y corre a contarle a su nuevo amante, el veterinario, que ya le había pedido que vivan juntos. El no puede creer que ella esté apasionada por ese animal. En la escena siguiente, ella va al box y, en soledad, empieza a refregarse contra el caballo, muy caliente, mientras recuerda sus polvos con José María.

Luego, se llevan a Fiebre. Ella, llorando, lo despide diciédole: Adiós, Fiebre. Te quiero mucho. Me iré contigo. Y le manda besitos.

Fin.

Este relato extraño, estrenado en el año 1970, aumenta en extrañeza por cómo está estructurado. Una serie de flash backs que nos van contando su relación con su marido, con José María y con fiebre, que van apareciendo como recuerdos de ella cada vez que está caliente y empieza a manosearse. En la cama, contra una ventana de día, contra la misma ventana de noche, mirándose al espejo, revolcándose sola en el pasto... Y siempre, cuando recuerda su pasión, se sobreimprimen las imágenes de sus encuentros con José María e imágenes de planos cerrados de caballos en pleno apareamiento. Pocos arranques de calentura de ella van separados de sus fantasías y reminiscencias del sexo de los caballos. Hasta que, en el summun de una de sus calenturas, sale al campo, se desnuda se masturba, con planos sobreimpresos a media máquina de, por llamarlo de alguna manera, pornografía equina, planos bien cerrados de sexo explícito entre caballos. Que en cualquier documental de animales los podemos ver con simple curiosidad, pero sobreimpresos contra la imagen de la descomunal Coca, revolcándose y manoseándose en el pasto, cobran otra dimensión.

Y todo esto responde a una declaración de Sandra a su Apoderado: "Amor como yo lo concibo: bestial. No quiero refinamientos de ninguna especie. Quiero Machos, así, con mayúscula (...) Quiero vida, hombres potentes, viriles, como los padrillos que hacen gozar a sus yeguas con el solo aporte de su virilidad, de su fuerza sexual que me enloquece. (...) Nunca olvidaré la primera vez que ví un caballo en un acto sexual. Bárbaro."

No voy a hacer interpretaciones ni lecturas. Solo exponer una serie de ítems llamativos, que hacen de Fiebre una película que nunca deja de sorprender.

-Sobre el comienzo, se puede leer este texto en un cartón: Dios dio a los animales y a los hombres el sexo para multiplicarse y el amor como sentimiento, a El me remito a través de esta película.

-En la primera carrera que gana Fiebre, el Apoderado le cuenta que ganó mucho dinero, y le pregunta a ella cuanto ganó: Nada. Yo nunca apuesto. Yo quiero que gane.

-Un rato después, están brindando, y ella le cuenta que siempre iba a ver aparearse a los padrillos. Y agrega: Pobre Fiebre. Nunca conoció el amor. Nunca conoció la fiebre del amor.

-Una secuencia: Ella en su casa, frente al espejo. Recuerda el comienzo de su romance con José María. Volvemos al presente, ella sigue igual. Otro flash back, continúa el anterior. El la invita a pasar a su casa, luego de contemplar juntos un pollito. Otra vez presente, pero ella ya está masturbándose frente al espejo. Voz en off de ella, y mientras dura el texto, vemos imágenes de ella haciendo el amor con José María, ella masturbándose contra el espejo en el presente, e imágenes de caballos a través de una ventana. El texto en off: Me veía desnuda ante el espejo, acariciaba mis propias carnes, y sentía a José María, cerca mío, muy cerca. Y conseguía volar a otro mundo, el mundo que él me enseñó a conocer (...) Pensaba en José María y se me aparecía nítidamente la imagen de un padrillo salvaje y dominador, y me entregaba a sus deseos, salvajes, dominantes, exigentes.

-Ella y José María, después de una buena sesión, se despiden, y no pueden resistirse a otra buena sesión, esta vez en el pasto, al aire libre. El sonido es de relinchos de caballos.

-El personaje del mayordomo gay, su mejor amiga, también caliente con José María.

-La presentación del personaje del veterinario, su futuro amante: ella lo descubre cuando él está mirando atentamente a dos caballos en pleno polvo.

-Dos caballos intentan aparearse. Ella, vestida de negro y con una rosa roja, observa enmarcada por una pared de heno. Dos peones hacen que los caballos no logren su cometido. El veterinario se le acerca.

Veterinario: ¿Le apasiona todo esto?
Sandra: Todo lo que es vida me apasiona.
V: Es el amor, frustrado. Vea (señala a los caballos que no lo logran). No lo deja, no lo deja, no quiere. Malvados.
S: Una tortura... sexual.
V: En este caso es provocada, diría, profesionalmente. En cambio entre los seres humanos... es otra cosa.
S: Los seres humanos... la misma situación. Cuando una mujer quiere, o desea, aparece el mundo, llamémosle la sociedad, que lo impide.
V: Cuando una mujer quiere no hay nada que lo impida.
Ella se va.

-El apoderado le cuanta a Sandra sobre el accidente de Fiebre. Se toman un trago. El le convida un porro. Ella fuma.

S: ¿Qué estamos fumando, Roberto?
A: Te vendrá bien. Levanta el ánimo y hace soñar.
S: ¿Y por qué no me has dicho lo que era?
A: ¿Por qué? De pronto me ves como un caballo y decides conocerme más profundamente.
Ella fuma, y en su locura ve sus tetas acariciadas, flores, se le mezclan el Apoderado con José María, que es el que le acaricia las tetas. Al día siguiente:
S: ¿Has conseguido lo que deseabas?

-En el haras. Fiebre la va a poner por primera vez.
Sandra: Al fin llegó este día. Pobrecito. Cuanto habrá sufrido sin conocer el amor. Manolo, trae una botella de champagne. Quiero brindar. Por Fiebre y por el amor.
Peón: Y por la yegua, señora. Ella también es primeriza.
S: Por ella no se preocupe. Solo acepta al macho. Es una actitud pasiva. En cambio él...
Sandra se queda con el Veterinario. Fiebre está encabritado. Ella mira muy caliente. El mayordomo les lleva champagne. Ella se chupa el meñique. Mira re caliente al veterinario, que le devuelve la mirada. Los caballos siguen. Plano de descorche de champagne, con toda la espuma chorreando. Ella levanta su copa, mira a Fiebre en plena cabalgata y le dice: Salud, Macho.

-Luego de una larga escena erótica ya mencionada, con ella masturbándose al aire libre, pornografía equina, relinchos, y la increíble canción Fiebre, una especie de folk acelerado, ella va, de noche y en plena tormenta, al box de Fiebre. Allí se encuentra al Veterinario. Ella se saca el piloto: abajo lleva un vestidito de tul rosa, parece envuelta para regalo. El se arrodilla a sus piés y se le va encima. Al lado está Fiebre, que se excita mirándolos. El Veterinario la tira al piso y empiezan a revolcarse en el heno, que ella, en su fragor, muerde, salvaje.





Sí, me gusta esta película. No puedo evitar pensar en el deseo, en las mujeres, en las mujeres pensadas por los hombres, en ciertas maneras de la atracción sexual, en ciertas maneras del sentimiento humano. Además me divierte. Y además, (insisto, esta es una característica de varias películas de la dupla Sarli-Bo), es muy jugada, va hasta el fondo de lo que busca, no se detiene en tímidas y tíbias sugerencias. Y eso, en el cine de hoy, se extraña.

y para acabar aqui tenemos la filmografia de Isabel Sarli

reiniciar

"un factor propio del ordenador, hasta ahora desconocido, tanto por la especie tecnológica como por la humana, es la solución "reiniciar".Los aparatos funcionaban y dejaban de funcionar hasta que se les reparaba o se les golpeaba. Nunca, sin intervención exterior, se recomponían. El ordenador,por el contrario, recupera su plenitud volviendo a comenzar. No hay ninguna explicación cabal para este extraordinario prodigio, pero ahora vivimos normalmente con el conocimiento práctico de que para superar una adversidad basta con empezar de nuevo."

me han hecho pensar estas ideas, expuestas por Vicente Verdú en su columna de la última pagina del Pais, y acaba así

"La experiencia de nuestro pasado nos enseña siempre nuestros limites: las cosas fueron así y no hay forma de intervenir en su recorrido. Pero reiniciar es otra cosa: reiniciar nos hace creer en un pretérito abierto en lugar de saldado; en una existencia flexible en vez de dura; en un presente elástico, de ida y vuelta, y, sobre todo, en un destino final, siempre al rescate."

ir al gimnasio donde va tu ex-

esta mañana en el gim, he pensado que:
no se apuntó en ese gimnasio
porque fuera el gimnasio donde yo iba desde hace casi 8 años

se apuntó en ese gimnasio
porque es sin duda
el gimnasio en Madrid donde se concentran
mas maricones y prostitutos
por metro cuadradado
y asi seguía inevitablemente
el destino
dictado por sus deseos ocultos

y mientras tanto,
si podia hacerme daño de alguna forma,
pensó,
eso le apagaria el rencor que aún me tenía.

Roatan

estoy aqui

la soledad

Es posible que hagamos mayor daño a las personas que más nos quieren por el
mero hecho de que creemos que nos lo perdonarán todo. Que siempre estarán
ahí. Que nos entenderán. Hasta que, de repente, un día, deja de haber
alguien al otro lado. De repente, un vacío. Nos encontramos con un marido
que nos aburre y que ni folla ni deja follar, unos hijos que van por su
cuenta y unas amistades que bastante tienen con lo que tienen. Sembramos, y
recogemos lo sembrado. De nada sirve llorar.
Eso no regará las plantas.

esa mujer

esa mujer que ahora esta en el hospital
recuperandose de un infarto cerebral
tiene 83 años,viuda desde hace 25 años,
con siete hijos, y un montón de nietos.

Maria es su mejor amiga
y tiene 96, pero esta estupenda.
por las tardes
les gusta ver los dvdes
que les subo del video club

por horarios del trabajo
me tengo que levantar a las 5:30 de la mañana
asi a eso de las 23:30
bajo el volumen de la tele
cierro la puerta del salón
y me meto en la cama

el otro día a las 1:30
me despierto para ir a mear
y veo la puerta del salón cerrada
pero no oigo nada la tele

abro la puerta
y ahi esta mi madre
mirando un canal guarro de esos de madrugada
con el volumen al minimo

al día siguiente le digo riendome:

ayer estabas viendo una peli porno...¿eh!?

y ella me contesta:

¿no tendras un video desos, para ponerselo a Maria?

...Divina...

CUIDADO CON LO QUE SUEÑAS

- He soñado que moría mi madre
-que angustia, ¿verdad? A mi me ocurrió una vez y lo pasé fatal hasta que alguien me dijo: eso significa que le has dado diez años de vida

Cuando bajo, Juanjo me cuenta: te ha llamado tu madre y me ha preguntado a que hora sales , que no te entretengas que te necesita

Le llamo y me dice, que se está muriendo,
ella se está muriendo desde hace mas de tres meses y yo estoy en el trabajo,
le digo que aprete el botón rojo de la asistencia a domicilio del ayuntamiento, y que en diez minutos le llamo

El sueño
(Estamos en el vestíbulo de un hospital
El médico me dice algo y yo entiendo que la operación no ha sido un éxito, y que mamá morirá mas pronto que tarde

Mama esta en un sofá en el mismo vestíbulo del hospital, cayéndosele todo, como si la hubieran abierto y no la hubieran vuelto a cerrar

El médico se acerca y le dice a mamá: usted tranquilícese y póngase tiesa

Al rato mamá obedece y adquiere la frialdad y rigidez de los muertos

Yo me voy a la calle
Y me pregunto que hago en la calle
Si mamá esta muerta en el vestíbulo del hospital

Pero me disculpo diciéndome
Que un hospital es un sitio lleno de médicos y enfermeros
Y sabrán atenderla como se merece

Me dedico a llamar a mis hermanos y hermanas
Y quedamos allí en el vestíbulo

Cuando llegamos no está
Que esta corriendo por los pasillos
Mientras un médico le dice:
Usted tranquilícese
Y póngase tiesa

Y yo solo pienso,
que si no la han cerrado, como debe estar poniéndolo todo;
Pero la verdad es que no mancha nada
Y tiene una energía infinita
Y pienso que con lo que le han puesto
No se entera de nada

Pero de pronto
Se lleva las manos a la espalda
Como si un fuerte dolor de lumbago la paralizara...

Y aquí se esfuma el sueño)

Mama esta mañana
Después de desayunar
Ha dejado de sentir la parte izquierda de su cuerpo
Luego ha vuelto a sentirla
Pero le sobrevive un fuerte dolor de cabeza

llego el primero a casa
Luego la asistenta del ayuntamiento
Que lo toma en consideración
Y pide que se de prisa el medico
Se marcha porque tiene otro caso y yo estoy ahí

Llega mi sobrina Andrea médico
Y se la lleva a urgencias
Sin esperar al médico

Estará varios días en el hospital

a estas alturas del día

parece que bush ganará las elecciones americanas
segun el gobernador de Ohio
bush tiene 120mil votos sobre kerry
aunque quedan por contar 250mil

vaya depresión como gane Bush
cuatro años mas de confrontación
con lo que cuesta vivir

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

RICOS

el país que imagino no tiene carceles;
porque nadie tiene necesidad de delinquir:
ni siquiera los ricos.


otra vez Eduardo Haro Teglen,
ese niño republicano

diario de un seductor

"No es sexo lo que en tu sexo busco
sino ensuciar tu alma:
desflorar
con todo el barro de la vida
lo que aún no has vivido"

Leopoldo Maria Panero

los jovenes y el alcohol

"Pequeños borrachos (29/09/04)

Las verdades no lo son hasta que sale una estadística o un gráfico, que van ocupando en los periódicos el espacio de la letra con sus matices y sus aclaraciones. La última es que un 27 por ciento de los jóvenes entre 14 y 18 años se emborrachó el mes anterior, y la conversión de estas cifras a conversación es que los jóvenes se emborrachan.

La realidad es que son muy distintos los de 14 y los de 18, tampoco dicen cual es el grado de borrachera y la frecuencia y que, ay, los mayores se emborrachan mucho más, y no sólo los conductores de automóvil, perseguidos por un alcoholímetro que podría también instalarse a la puerta del Congreso, de los quirófanos y a la entrada del trabajo de pilotos y controladores aéreos; y hasta a la de la Conferencia Episcopal. La bebida está anunciada, sale en todas las películas, la estimulan los mayores y está tolerada, además de generar soberanos impuestos al estado, para que sólo se emborrachen y fumen los ricos. En todo caso, el desprestigio global de la juventud es injusto: solo parece que adelantan la edad de ser mayores."

Mágnifico Eduardo Haro Teglen en este árticulo en El Pais del 29/09/04

los medicos ante la muerte

"El Comité de Médicos Europeos acaba de publicar un documento oponiéndose a la eutanasia incluso en el caso de que "sea legal o esté despenalizada". Para justificarse los del comité se llenan la boca hablando de ética. A mi, en cambio, me parece no sólo poco ético, sino verdaderamente despiadado e inconcebible que un enfermo terminal, en pleno uso de razón, tenga que soportar contra su voluntad una horrenda, deteriorante y angustiosa agonía, porque su médico no quiera buscarse complicaciones morales o más bien mentales: sin duda les es mucho más cómodo negarse.
La Organización Mundial de la Salud ha sacado un informe en el que denuncia que, en Europa, los enfermos terminales sufren de forma innecesaria porque no les proporcionan los cuidados más elementales. Cuando se hizo el estudio, más del 25% de los enfermos terminales de cáncer de los hospitales llevaban 24 horas sin tomar un calmante. Y, cuando más viejo es el paciente, menos se le ayuda. Una persona de 85 años recibe un 20% menos de atenciones que una de setenta. Visualicen por un momento este tremendo y silencioso horror: todos esos ancianos agonizando en el sufrimiento y el abandono, en un dolor inútil que podría evitarse con un analgésico. Pero esta pesadilla y este abuso no parece herir el extraño sentido ético del Comité de Médicos. Y es que hay mucos doctores que no quieren saber nada del difícil umbral de la agonía y que se desntienden de sus pacientes terminale. Supongo que la evidencia del triunfo de la muerte les impide seguir sintiéndose grandes brujos sanadores y prepotentes dioses."
de una columna de Rosa Montero en el Pais

casi feliz

casi feliz

soy un hombre moderadamente feliz,

me río mucho, de todo,
de mi mismo tambien;

tanto que a veces pienso que soy un poco tonto

la piel fria

"Nunca estamos infinitamente lejos de aquellos a quienes odiamos. Por la misma razón, pues, podríamos creer que nunca estaremos absolutamente cerca de aquellos a quienes amamos."

Así empieza La Piel Fría, novela de Albert Sánchez Piñol.

Alguien que vive lejos de aquí,
alguien a quien quiero y admiro,
me habla con vehemencia de ella

ahora la estoy leyendo y gozando
y pienso que respirar las mismas palabras
acorta distancias

como cuando miro la luna llena,
y se que desde otro lugar muy lejano,
alguien a quien quiero y admiro,
en ese mismo instante,
la esta mirando

ARTE

"El arte es la expresión de los pensamientos más profundos de la manera más simple." (Albert Einstein)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

muerte de un motorista

muerte de un motorista

del once de marzo
al once de septiembre
una moto atraviesa el cielo de Madrid
estrellando un cuerpo amado
contra el asfalto

mar adentro con el móvil puesto

sobre la vida, mar adentro
sobre la libertad, mar adentro
sobre la muerte, mar adentro
sobre el amor, mar adentro

y uno sale del chapuzón
mucho mejor que cuando entró.
Amenabar es un genio,
nos tiene a todos conmovidos
con unos personajes tan veraces como espléndidos

l
y entonces, ahí en medio, en lo mejor,
suena mi móvil,
que yo creía apagado,
e intento apagarlo,
y por el apuro
empapo toda la camisa de sudor,
miro a los que estan sentados junto a mi
y veo que me sonríen disculpandome,
es tal la densidad del drama que se desarrolla en la pantalla,
creo que les tiene abducidos
y perdonan cosas que en otras películas
les romperían los nervios

2
cuando salgo
tengo cinco llamadas perdidas de Manel
y le llamo, son las doce y cinco

3
era, dice, un día malo,
una amiga le dijo
que los móviles son muy traicioneros,
cumplía 41 años,
su padre que tiene cancer terminal
y muy poquitos kilos de carne en el cuerpo,
se ha levantado para la merienda especial
que ha preparado la madre,
es un día malo, me dice Manel,

4
y cuando cae la noche,
en el campo tormentean
agua y relampagos

5
a traves del móvil
le mando un fuerte abrazo
y los estirones de orejas,
mar adentro,
como 41 besos..

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres